Just another WordPress.com site

La enamorada (cuento)

Autor: Ernesto Langer Moreno

Para no desesperar, ella se paseaba de aquí para allá y de allá para acá, nerviosa, apurada, tratando de ordenar sus desbocados pensamientos; sin poder aligerar la carga que le hacía penoso el respiro y la existencia.

Miles de pensamientos cruzaban su mente y se estrellaban unos contra otros. Cada minuto se hacía más insoportable, negro, dudoso y angustiante.

Si seguía así era capaz de incendiar toda la casa, de quebrar todos los platos y hasta de cortarse las venas con un cuchillo.

Que pozo tan hondo. ¡Que espera tan ingrata!

Si vieran ustedes cómo tenía ella contraídos los músculos de la cara.

¡Y todo por culpa de ese maldito enamorado

que tenía ya casi una hora de retraso!.

FIN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: